Hackear cuentas de Facebook: ¿Cómo lo hacen en el 2017?

En algún momento de esta vida, a muchos de nosotros nos ha pasado por la cabeza la sensación de orgullo de poder entrar a la cuenta de Facebook de otra persona. No importa si se trata de un amigo, de un familiar, de nuestra pareja o de nuestro jefe. El simple hecho de poder hacerlo despierta en muchos de nosotros un sentimiento de victoria gladiadora.

Lo cierto del caso es que, mientras pensamos en ello, muchas personas están pensando en hacer eso, pero en nuestra propia cuenta de Facebook.

En el siguiente contenido aprenderás cómo hackear cuentas de Facebook, aunque todo enmarcado desde un carácter estrictamente informativo y preventivo ya que, como debes saber, entrar a una cuenta de Facebook de un tercero sin la autorización de su propietario es una ilegalidad con todas las letras. En todo caso, si te decides por entrar a la cuenta de Facebook de otra persona, siempre quedará bajo tu total responsabilidad.

¿En qué consiste hackear?

La palabra hackear proviene de una transculturización del lenguaje, ya que la palabra de origen es hacking, de connotación inglesa. El término original significa obtener información de alguna fuente digital sin que su autor o propietario lo sepa.

Sin embargo, en la cultura actual se le denomina hacker a aquella persona que roba información, sea cuentas, datos bancarios, software, a través de internet. La palabra tiene un carácter despectivo.

Hackear Facebook: Cada vez más difícil, pero lo siguen haciendo

Estamos en pleno 2017. Un año donde el acceso a internet es casi que una necesidad de primer orden, por lo que estar en las redes sociales también sea considerada una de las tantas nuevas prioridades del ser humano. Dentro de estas redes sociales, Facebook es una de las más seguidas de todo el mundo, y particularmente en los países de habla hispana tiene mucho protagonismo junto a Instagram, que curiosamente son parte de la misma empresa.

Ante todo esto, Facebook se ha convertido en un lugar para el encuentro con amigos, familiares, pero también en un buen lugar para hacer compras, negocios, emprender digitalmente, y muchas transacciones similares. Por estas razones, hackear cuentas de Facebook es un término que está más vigente que nunca, ya que Facebook se ha convertido en una mina de oro por descubrir, y muchas personas se dedican a tiempo completo a tratar de robar la información de otros perfiles porque saben que pueden obtener mucho dinero con ello.

Aunque hay otros métodos, que conocerás más adelante, el más sencillo de todos es mediante el uso de páginas fake o páginas exploits. Este tipo de páginas están diseñadas de idéntica forma a la de inicio de sesión de Facebook, pero su dominio o dirección URL es totalmente diferente.

La finalidad de este tipo de páginas es que coloques tu información (correo o nombre de usuario y contraseña), para luego almacenarlas en una base de datos desde donde podrán hackear cuentas de Facebook de una forma relativamente sencilla.

No obstante, es uno de los métodos más conocidos y, por tanto, hoy en día es muy difícil que alguien hackee una cuenta de Facebook utilizando esta forma de proceder.

Los métodos que funcionan mejor en 2017

Antes de seguir en el desarrollo del tema, debes saber que todos los métodos que funcionan en el 2017 para hackear cuentas de Facebook se valen de la suplantación de identidad. No está de más decir que esto es ilegal y se paga con varios años de prisión para las personas que se involucren con estos métodos de robo de información.

Hackear Facebook: Métodos de nivel fácil

La forma más sencilla de hackear cuentas de Facebook es teniendo acceso al equipo de la víctima, sea este un ordenador de sobremesa o un portátil. Haremos lo siguiente.

  • Si está utilizando Mozilla Firefox:
    Ir a Opciones, y luego a la pestaña de Seguridad. Una vez allí, buscar el botón llamado Credenciales guardadas y hacer clic sobre él.
    Se abrirá una ventana con todas las contraseñas guardadas y los sitios web a los que pertenecen. Las contraseñas están ocultas con asteriscos. Sólo bastará hacer clic en Ver contraseñas para descubrir la información tras los asteriscos.

  • Si está utilizando Google Chrome:
    En el menú del navegador buscaremos la opción de Configuración. Luego iremos hasta la opción Mostrar configuraciones avanzadas, que se encuentra en la parte inferior del menú de configuración.
    Se desplegarán opciones adicionales y deberás buscar una que se llama Contraseñas y formularios. Es allí donde encontrarás un botón llamado Administrar contraseñas. Al hacer clic en él, se desplegará una ventana con todas las credenciales. Al igual que en Mozilla Firefox, estarán ocultas por asteriscos. Al hacer clic en Mostrar, tendrás acceso a esta información.
    Si bien estos dos métodos presentados son de los más sencillos para hackear cuentas de Facebook, tienen como principal traba que necesitarás tener acceso al equipo de la víctima. De no ser así, será imposible tenerlos en cuenta.
    Sin embargo, existen otros métodos que se están utilizando en 2017 y que son igual de efectivos, aunque no tan sencillos como los anteriores.

Hackear Facebook: Métodos de nivel alto

  • Haciendo un reseteo de la clave de Facebook: para implementar este método, deberás valerte de tu amplio poder de convencimiento y diplomacia. Necesitarás conocer el correo electrónico de la víctima, e informaciones generales sobre ella como la fecha de nacimiento, nombre completo o lugares en los que ha vivido últimamente. Lo que harás es pedir que se restaure tu contraseña porque la has olvidado, haciéndote pasar por tu víctima. Pero, no lo pedirás mediante el código de verificación que enviarán a su correo, sino que lo harás mediante el soporte técnico de Facebook. De esta manera, en el chat online que ofrecen, necesitarás proporcionar todas las informaciones, de la forma más creíble posible, y decir que lo necesitas de forma urgente ya que has acordado una transacción, una compra, o lo que sea. Si lo haces bien, en menos de lo que se percibe un llanto tendrás una contraseña nueva. Sólo te quedará entrar al perfil de Facebook y cambiar el correo asociado a la cuenta por un propio.

  • Utilizar programas de rastreo como Revealer Keylogger: este programa no sólo se utiliza para rastrear y captar contraseñas de Facebook, sino que es capaz de captar todos los registros de la información colocada con el teclado, bien sea en Windows, Mac o Linux. Se basa en el registro del tipeo, por lo que toda la información colocada, incluyendo nombres de usuario y contraseñas, quedarán almacenadas en el programa y se enviarán directamente a la cuenta de un tercero. Ese tercero deberás ser tú, y para que el método funcione debes instalar el programa en el ordenador de la víctima.

¿Cómo evitar que roben tu información y entren en tu cuenta de Facebook?

Como verás, todo el contenido de este post tiene un fin orientativo, preventivo e informativo. Por tanto, aunque ya sabes los métodos más confiables para hackear cuentas de Facebook en 2017, la finalidad de todo esto es que puedas prevenir que estos métodos atenten contra la seguridad de tu propia cuenta de Facebook.

Para ello lo que necesitarás es seguir algunos consejos sencillos.

En primer lugar, nunca descargues programas desde sitios web de piraterías y similares. Tampoco te fíes de esos programas que te invitan a descargar para poder hackear, obtener cosas gratis y demás. La mayoría de las veces serás tú la víctima, y no el hacker.

En segundo lugar, ten siempre instalado y actualizado un buen antivirus. La mayoría de los programas de keyloggers funcionan con troyanos y otros tipos de malware. Por eso, un antivirus nunca los dejará ejecutarse.

Finalmente, cambia periódicamente la contraseña de tus cuentas de correo electrónico y de todos tus perfiles sociales. Algunos expertos en seguridad informática recomiendan que la periodicidad sea de cada 3 meses.

¿Es posible robar cuentas de Facebook en 2017?

Los tiempos han cambiado e internet es hoy en día mucho más seguro. Sin embargo, como has podido notar a lo largo de este contenido, sí es posible hackear cunetas de Facebook, y aunque está penado por la ley, no son pocas las personas que viven día y noche trabajando de esta manera.

Desde luego, con los consejos que hemos resumido podrás valerte de un buen respaldo de seguridad para evitar que sea tu cuenta la vulnerada. Comparte esto con tus amigos y familiares para evitar que ellos sean víctimas en el futuro.